fbpx

Cascada Cola de Caballo, atractivo natural de nuestra tierra


Enclavada a unos 30 kilómetros al sur de la capital regiomontana, la cascada Cola de Caballo es un paraje distintivo en Nuevo León y el máximo atractivo turístico para visitantes al Pueblo Mágico de Santiago.

Sus 27 metros de caída natural de agua asemejan la cola de un equino, lo que da una belleza singular con sus aguas cristalinas descendiendo desde la Sierra Madre Oriental, dentro del Parque Nacional Cumbres.

Los hilos de agua de Cola de Caballo lucen en su esplendor en temporada de lluvia, lo cual también da mayor vida a su flora y fauna; lugar que puede ser visitado en un horario es de 9:00 a 18:00 horas, de lunes a domingo.

El paradisiaco lugar dispone de hoteles y zonas para acampar, lo cual permite a los turistas y visitantes disfrutar de la naturaleza, sin prescindir por completo de las comodidades.

Su amplia vegetación realza el atractivo del lugar, donde a pie, a caballo o en carretas, el paseante puede acceder por sus escalinatas de piedra y disfrutar del aire puro de la naturaleza en esta región del noreste de México.

El riachuelo aledaño a Cola de Caballo, entre árboles que dan pequeños resquicios al sol, tiene mesas y asadores para acampar cómodamente en el sitio, cuya zona combina el estilo colonial, norestense y la naturaleza de una forma única.

Ahí el visitante puede ser partícipe de las tradiciones y cultura, sin dejar de disfrutar de la gastronomía en el algún restaurante típico del Pueblo Mágico Santiago.