fbpx

Cica, una planta milenaria


La cica es una planta conocida científicamente con el nombre de Cycas revoluta, pero comúnmente se le llama Palma de Sagú o simplemente Cica. Pertenece a la familia botánica Cicadaceae, y es originaria del sur de Japón. 

Esta planta tiene un tallo cilíndrico cubierto de cicatrices que van dejando las hojas a medida que caen. Hojas que por cierto son pinnadas, de color verde intenso de hasta 150cm de longitud y coriáceas, es decir, un poco duras. Crece lentamente hasta alcanzar una altura total de 3m, pero en cultivo rara vez supera los 2m.

Se trata de una planta dioica, esto es, hay pies machos y pies hembras. Los primeros emiten una espiga lateral que puede alcanzar los 60cm de altura; en cambio las segundas presentan unos conos redondeados los cuales contienen las macrosporas, que son esporas femeninas.

Es importante enfatizar en que se trata de una planta muy tóxica si se ingiere cualquier parte de ella, especialmente las semillas ya que contienen un nivel más alto de la cicasina, es decir, de la toxina. Los síntomas de intoxicación pueden ser desde una leve irritación gastrointestinal, hasta un fallo hepático.

A pesar de su apariencia, no es una palmera. La cica, como dijimos, pertenece a la familia de las cicadáceas; las palmeras por el contrario son de la familia Arecaceae. De hecho, la cica tiene un origen mucho más antiguo, y además a diferencia de las palmeras producen esporas para reproducirse.

La cica es muy resistente por lo general a plagas y enfermedades, pero un error en el cultivo puede perjudicarla bastante.

La plaga que puede afectar a la cica son las cochinillas. A estos insectos les encanta el clima cálido y seco del verano, por lo que si la planta muestra algún signo de debilidad, aprovecharán para beber su savia.

Como se ven a simple vista, se pueden quitar con un cotonete humedecido en agua y jabón, o incluso con un trapo. Pero si hay muchas, es recomendable usar un insecticida químico como Clorpirifos.

Si hablamos de enfermedades, la que podría afectarle sería alguna de tipo fúngica. Los hongos aparecen si hay un exceso de humedad, dañando las raíces. Son difíciles de tratar, por lo que es importante no excederse con los riegos, y hacer tratamientos preventivos durante la primavera y el otoño con azufre o cobre. Tiene una esperanza de vida de 300 años.