fbpx

Cueva de la Boca, hogar de murciélagos y leyendas


Justo a 36 kilómetros de Monterrey se encuentra un lugar con gran importancia ecológica, histórica y cultural. La Cueva de la Boca, también conocida como “de Agapito Treviño” o como todos le llaman, la Cueva de los Murciélagos.

Se trata de una una caverna en medio de la naturaleza que en la antigüedad fue una mina, actualmente clausurada, pero sigue albergando varias leyendas a su alrededor. La más popular habla de un tesoro escondido ahí por un gran ladrón llamado Agapito Treviño, quien aterrorizaba a los ricos de Monterrey en el siglo XIX y su guarida era dentro de esta cueva.

En este lugar rodeado de paisajes y miradores, puedes hacer caminatas o disfrutar la naturaleza sentado en la orilla del río disfrutando el sonido del agua y del viento golpeando los árboles, a decir verdad es muy relajante y es una buena opción si lo que quieres es escapar de la ciudad un rato.

Uno de los puntos más importantes de este símbolo neoleonés, y por el cual se le conoce como un santuario para los murciélagos, es que dentro de ella viven aproximadamente más de 5 millones de estos mamíferos, a los cuales es sumamente relevante preservar, debido a que son completamente indispensables para proteger el ecosistema.

Si vienes a Nuevo León recuerda visitar La Cueca de la Boca. La entrada principal a este sitio está justo después de la presa de la Boca, en el Pueblo Mágico de Santiago, y la puedes ver desde la carretera nacional.