fbpx

Denuncia Víctor Fuentes mal estado de puente ferroviario en Cadereyta


El Senador de la República Víctor Fuentes Solís, en compañía de comuneros y delegados municipales de Cadereyta, Nuevo León, denunciaron el mal estado en el que se encuentra el puente ferroviario ubicado en la localidad de San Juan, el cual representa un peligro latente para los habitantes de la zona.

El Senador recordó, junto con el delegado Carlos Arsenio y dos ex delegados de la comunidad, que la concesión del puente ferroviario de Cadereyta corresponde a la empresa Kansas City Southern, por lo que es su obligación brindar el mantenimiento con el objetivo de evitar una tragedia.

“El puente ferroviario de Cadereyta tiene más de cien años que hoy en día lo tiene en su concesión la empresa Kansas City Southern, que preside José Sosaya en México, a quién buscaré personalmente para realizar una inversión que tiene que ver con la seguridad de la gente”, dijo Víctor Fuentes.

Asimismo, el Senador mencionó que en los próximos días presentará un punto de acuerdo para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ejerza acciones conjuntas con la empresa Kansas City Southern con el objetivo de brindar mantenimiento al puente férreo localizado en el municipio de Cadereyta Jiménez, Nuevo León.

A propósito del riesgo que corren los ciudadanos, el Senador hizo un llamado a las autoridades para trabajar en la construcción de un paso peatonal, ya que el puente ferroviario es utilizado por los habitantes de la zona para trasladarse entre las localidades de Rancho Viejo y San Juan, poniendo en riesgo sus vidas.

“Decenas de familias arriesgan sus vidas todos los días al pasar por este puente ferroviario ya que en ocasiones tienen que acercarse a la orilla para dejar que pase el tren; y a eso se le suman las condiciones deplorables de la estructura en sí”, subrayó Fuentes Solís.

Por último, El Senador Víctor Fuentes lamentó la situación y dijo que “estaremos trabajando de la mano con los delegados y el Diputado local para hacer un frente común y exigir a Kansas City Southern, al gobierno municipal y al gobierno de Nuevo León, para encontrar una solución a este problema para las comunidades de San Juan y Rancho Viejo”.