fbpx

El derecho a un salario digno


El salario constituye uno de los derechos de toda persona que trabaja para un tercero, a través del cual puede disfrutar de una vida digna.

Los ingresos de una persona le deben permitir que cubra sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación, entre otras, no solamente para sí mismo sino también para su familia.

El salario es un derecho humano, ya que es el elemento que proporciona la capacidad a una persona de poder tener acceso a los servicios y necesidades básicas para alcanzar una vida digna.

Así entonces, el salario está directamente relacionado con el disfrute de diversos derechos humanos.

En México, se encuentra regulado en el artículo 123 Constitucional, desde el 27 de diciembre de 1961 en virtud de la iniciativa presentada por el entonces Ejecutivo Federal Adolfo López Mateos, plasmando así el concepto de salario mínimo en aras de proteger las condiciones sociales y económicas, así como las aspiraciones de los mexicanos.

Desde entonces, se establece que los salarios mínimos generales deben satisfacer las necesidades de un jefe de familia en el orden material, social y cultural. La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos es el organismo público encargado de establecer y regular los salarios.

Otro aspecto importante del salario es que, está directamente relacionado con la dignidad humana, que es un aspecto intrínseco al hombre. Ya que, cualquier trabajo que no tenga como remuneración un salario, podría ser considerado como esclavitud, una práctica que está prohibida.

Por último, debemos estar atentos a las prestaciones que van aunadas al disfrute de un salario, y que en México son obligación de los patrones. Esto se encuentra regulado en la Ley Federal del Trabajo, como por ejemplo las vacaciones, el aguinaldo, etc. Debemos conocer nuestros derechos para saber de que manera exigirlos.