fbpx

El Trueno asiático, un árbol lleno de luz


El trueno (Ligustrum lucidum) es un árbol perenne perteneciente a la familia Oleaceae. Es nativo de China, Corea y Japón, y es cultivado ampliamente en varias partes del mundo como árbol ornamental para calles, parques y jardines.

Se le conoce como trueno debido a las hojas relucientes con las que cuenta, y a lo mismo hace referencia el epíteto específico, el cual procede del latín lacidus-a-um, que significa luminoso.

El trueno es una planta de crecimiento arbóreo de porte pequeño, y algunas veces crece como arbusto. Puede medir en promedio 3.5 metros de altura y es muy ramificado, presentando por tanto una copa globosa. 

Sus hojas se organizan de manera opuesta sobre ramillas lenticeladas. Cada hoja tiene forma ovalada o elíptica con ápice acuminado, y con coloración variable entre la superficie abaxial y adaxial. Las flores por su parte son hermafroditas, muy  llamativas de color blanco, y se organizan en inflorescencias terminales con forma piramidal. 

El trueno es un árbol de exposición soleada a media sombra. Crece muy bien en climas templados y en ambientes húmedos a semisecos. Es resistente a las sequías no muy prolongadas y a heladas de hasta -15° C.

Se desarrolla en cualquier tipo de terreno pero prefiere suelos bien drenados, y con materia orgánica. Resiste los terrenos pobres en nutrientes y con contenido moderados de cal. No tolera la acumulación de agua.

Su crecimiento es de moderado a rápido. Tiene raíz extendida y superficial, que por su tamaño es poco agresiva. Proporciona sombra densa y sus flores son aromáticas, sin embargo, el fruto y las hojas son venenosos. Es una especie muy resistente a vientos fuertes y ampliamente tolerante a los efectos de la contaminación.

El trueno se utiliza para decorar avenidas y calles ya que su follaje es brillante y perenne lo que lo hace muy atractivo para la ciudad. El trueno también es adecuado para cultivar en macetas y para formar cortinas que capten y aminoren los efectos de la contaminación atmosférica y el ruido.