fbpx

La subcuenta de vivienda, un acto de justicia social


“La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes.” Martin Luther King Jr.

El pasado 9 de diciembre del presente, tuve la enorme satisfacción de conducir los trabajos como presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda, los cuales permitirán hacer realidad un acto de justicia social para las y los trabajadores derechohabientes o sus beneficiarios ante el Infonavit, situación que garantiza y fortalece sus derechos humanos reconocidos por la Constitución y los tratados internacionales de los que México es parte.

Estas modificaciones a la Ley del Infonavit, que en breve serán publicadas y promulgadas por el presidente de México, toman sentido al acuñar aquella frase de dominio publico “nadie puede ser solidario con dinero ajeno” y es que por muchos años esto es lo que sucedía en referido Instituto, pues los derechohabientes sin mayor complicación, perdían toda posibilidad de recuperarsus recursos de la subcuenta de vivienda si estos no eran reclamados en un plazo de 10 años, escenario que permitía la prescripción a favor del Instituto.

Como le mencionaba al inicio de esta entrega, esta reforma constituye un acto de justicia social para las y los trabajadores, pues establece el derecho de informar a los derechohabientes o los beneficiarios del tiempo transcurrido de sus recursos en la subcuenta de vivienda, permitiendo con ello que estos puedan solicitar el importe correspondiente conforme lo mandata la ley, además de ello, con esta reforma se constituye la reserva financiera con los recursos no reclamados por el trabajador o sus beneficiarios pero es muy clara al indicar que al concluirse el plazo de 10 años, estos conservan su derecho a efectuar las reclamaciones correspondientes, lo que les brinda toda la certidumbre jurídica sobre el destino de sus aportaciones.

En resumen, amable lector, estas modificaciones al articulo 37 de la Ley del Infonavit, permitirán que el trabajador o sus beneficiaros rescaten los recursos de la subcuenta de vivienda acumulados y que no se hayan aplicado en crédito alguno, eliminando toda posibilidad de que pierdan sus fondos acumulados en caso de no reclamarlos en ese plazo.

Por lo que ahora sí, los recursos de los trabajadores, serán tratados con pleno respeto y entierra toda intención de que estos puedan ser absorbidos por el Instituto.

Enhorabuena y muchas felicidades para las y los trabajadores.