fbpx

Parque Fundidora, símbolo regiomontano de historia y cultura


El Parque Fundidora es considerado un Museo de Sitio de Arqueología Industrial, se creó con la intención de ofrecer a las familias de Nuevo León un lugar de descanso, donde se pueda practicar el deporte, además de una oferta de entretenimiento, actividades de formación, encuentros empresariales, pasarelas comerciales y de fomento cultural y artístico.

Este sitio emblemático de Nuevo León surgió el 5 de mayo de 1900 cuando fue constituida la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S.A., centro fabril donde se instaló el primer alto horno de América Latina.

Durante la década de los setenta la empresa funcionó a su máxima capacidad y llegó a producir hasta 100,000 toneladas anuales de acero, alcanzando la meta del millón de toneladas de acero poco antes de su cierre. El alto horno número tres fue declarado monumento protegido mediante una ley de patrimonio y se conserva en el Parque.

En 1988, luego de declararse en bancarrota, fue creado el Fideicomiso Fundidora cuyo fin era administrar el parque, considerado hoy en día como un organismo público descentralizado.

Hoy en día el Parque Fundidora cuenta con una sala de cine de arte mejor, conocida como la cineteca de Nuevo León, una pinacoteca con dos salas de exposiciones, mediateca, taller infantil y un teatro con capacidad para 350 personas, un museo interactivo sobre el origen del acero el cual posee área de exposiciones y un mirador donde se puede observar el centro de Monterrey.

Uno de los sitios más atractivos y visitados de la capital de Nuevo León es sin duda el Parque Fundidora, un símbolo de nuestra grandeza.