fbpx

Septiembre: el mes patrio


Septiembre es, para todos los mexicanos el mes de la patria, estas fechas conmemoramos el inicio y la consumación de la lucha por la Independencia en nuestro país.

El 13 de Septiembre, también festejamos el Día de Los Niños Héroes, este episodio de la Historia de México ocurre en el año de 1846 siendo presidente de México Antonio López de Santa Anna, durante el cual ocurre la guerra de Estados Unidos contra México.

La guerra fue declarada por el presidente James Polk con fines expansionistas, ya que pretendían apoderarse de las provincias mexicanas de Alta California, Nuevo México y, en caso conveniente, de Chihuahua. Esta intervención por parte de Estados Unidos contó con varias campañas, una de ellas la de Veracruz-México. La batalla de Chapultepec pertenece a la última parte de esta campaña.

El 13 de septiembre de 1847, las fuerzas norteamericanas decidieron tomar el castillo de Chapultepec donde se alojaba desde hacía 3 tres años el Colegio Militar. En el Colegio Militar como su nombre lo dice estudiaban los jóvenes que deseaban hacer carrera en el ejército.

Fue ahí donde 6 cadetes dieron la vida para salvar a su patria, sus nombres son: Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, y Francisco Márquez, todos ellos tenían edades de entre 13 y 17 años; cuentan que cuando todo había acabado un oficial norteamericano observando el rostro de los cadetes muertos, dijo lleno de sorpresa algo como: «¡Pero si son apenas unos niños!». Tal fue el origen de la expresión «Los niños héroes».

En la noche del 15 al 16 de septiembre de 1810, luego de haber sido descubierta la conspiración de Querétaro, el cura Migue Hidalgo y Costilla y los capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama llamaron a la población del pueblo de Dolores a levantarse en contra de la autoridad del Virreinato de la Nueva España.

¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Abajo el mal gobierno! ¡Viva Fernando VII!, fueron las palabras pronunciadas en árdida voz por el cura Hidalgo y que hoy por hoy son conocidas como el “Grito de Dolores”. Este acontecimiento es considerado como el inicio de la lucha por la independencia de México.

El 16 de septiembre, Primera interpretación de glorioso Himno Nacional Mexicano: la primera interpretación estuvo a cargo de una compañía de ópera italiana que se encontraba en México, dirigida por el maestro Giovanni Bottesini. En 1855 se cantó por primera vez el Himno Nacional Mexicano, en el Teatro Santa Anna, que poco después cambió su nombre por el del Teatro Nacional, en terrenos donde actualmente se ubica el Palacio de Bellas  Artes. El Himno Nacional, al igual que la Bandera y el Escudo Nacional forman parte de los símbolos patrios de México. La letra del Himno Nacional fue compuesta por el maestro Francisco González Bocanegra, originario de San Luis Potosí, y los arreglos musicales estuvieron a cargo de Jaime Nunó, músico catalán, director de bandas militares.

El 27 de septiembre 1821 se dio la Consumación de la Independencia de México: a consumación de la Independencia de México tuvo lugar el 27 de septiembre de 1821, aunque se venía gestando desde mucho tiempo atrás. En 1812 el coronel español Rafael del Riego se levantó en armas para obligar a Fernando VII a jurar la Constitución de Cádiz, suprimida por el rey en 1814. En Nueva España los clérigos y acaudalados vieron en la Carta Magna, jurada en Veracruz el 26 de mayo de 1820, un obstáculo para sus privilegios, así que decidieron promover la independencia

El 30 de septiembre recordamos el nacimiento de uno de los grandes caudillos de la guerra de Independencia: José María Morelos y Pavón. Religioso, político y militar mexicano, caudillo de la independencia de México. Asumió el liderazgo del movimiento independentista tras la muerte en 1811 del cura Hidalgo (a cuya causa se había unido en 1810) y logró importantes victorias en el sur. Trató además de dar forma política a sus ideales de justicia e igualdad a través del Congreso de Chilpancingo (1813), que formuló la declaración de independencia, otorgó a Morelos un amplio poder ejecutivo y puso las bases para una Constitución liberal y democrática que sería aprobada en 1814.