fbpx

Tradiciones navideñas regiomontanas


Así como en la mayoría de países de occidente, para los mexicanos el mes de diciembre representa una temporada ideal para compartir en familia, reencontrarse con amigos o familiares y descansar para recibir el siguiente año con energías renovadas.

Aunque en México la mayoría de celebraciones son de carácter religioso, en varios lugares del país azteca estas se adaptan a las tradiciones de la cultura mexicana, imprimiéndole esa personalidad típica del país.

Todas las tradiciones navideñas tienen un profundo arraigo en las creencias cristianas. Han sido transmitidas desde hace siglos de generación en generación y, por eso, a veces puede pasar que, aunque las practiquemos habitualmente, hayamos olvidado cuál es su verdadero significado, origen, historia y razón de ser.

Tradiciones fuera de lo común otras no tanto, pero no importa, lo verdaderamente valioso es convivir con nuestros seres queridos, disfrutar de una linda noche buena y agradecer las cosas positivas que nos deja este año para recibir al próximo con la mejor de las vibras.

En Nuevo León lo más tradicional en estas fechas es:

La ensalada dulce de manzana con bombones, esa que tiene crema, nuez y trocitos de varias frutas, y aunque ya hayamos comido mucho siempre comemos más.

Usar sweater con figuras navideñas ha sido moda en los últimos años, es como si todos se hubieran puesto de acuerdo en usar estos estampados de Rodolfo El Reno o muñecos de nieve.

Echarse un palomazo, es una súper tradición cuando se juntala familia con sus instrumentos, es símbolo de que ya va a comenzar la fiesta con rolitas movidas como la Chona hasta que terminan tocando la de El columpio.

Escuchar la canción del año viejo de Tony Camargo, la cual por lo regular es puesta por el tío buena y al escucharla y nos recuerda todas las cosas buenas y malas que nos deja este año que se va.

Pedir posada, rezar el rosario y acostar al niñito Dios, ya que en la cultura mexicana además del popular arbolito de navidad y las decoraciones con guirnaldas, son imprescindibles los nacimientos. Aunque para muchos la mejor parte es darle un beso al niño Dios para recibir un dulce o golosina.

Ir a la casa de los abuelos en navidad o año nuevo nos hace muy felices; ya que compartir los momentos más felices con nuestros seres queridos nos llena de emoción y nos recuerda lo linda que es la vida.

La parte favorita de todos es el intercambio ya que la emoción que sientes en el momento justo en que descubres quien te dará tu obsequio es increíble, y después ver que todos están sorprendidos y con sus regalos en mano, no tiene comparación.

Correr con la maleta por la manzana es uno de los rituales que vemos en la noche del 31 de diciembre, para atraer los viajes en el próximo año. 

Asar carne, es la tradición número 1, la madre de las tradiciones regiomontanas, sobre todo si ya comiste tamales todo el mes desde que empezaron las posadas, lo mejor es poner un buen corte de carne en el asador, unas papas envueltas en aluminio en la lumbre y unas cebollas bien condimentadas para acompañar.